La amaxofobia, es el trastorno que genera el miedo al conducir, creando pánico y bloqueo, se produce cuando tus niveles de ansiedad son tan altos que llegan a bloquearte, hasta el punto de que te sientes incapaz de seguir o mantener la conducción de tu vehículo.

Según Cristina Rojas, formadora vial y coach de programación neurolingüística, “El miedo es una de las emociones básicas que nos ayuda a detectar y afrontar situaciones después de haberlas reconocido como peligrosas. Nos moviliza para actuar, luchar o huir ante un peligro inminente, real o imaginario. En cambio, la amaxofobia es un miedo intenso, irracional y persistente que sufren algunas personas al conducir o al pensar en hacerlo.”

Ahora miremos algunos tips que ayudarán a superar los miedos que se presentan al conducir.

Controla tus pensamientos negativos.

Para controlar los pensamientos negativos, lleva tu mente a un momento de la vida que te genere tranquilidad, esto te ayudará a dominar el miedo. Recuerda que son solo pensamientos.

Cuando sientas que no vas a lograrlo, recuerda dónde estabas antes y cuánto has avanzado. No seas negativo cuando se presentan inconvenientes en el camino, da un respiro y sigue adelante.

Puedes leer: ¿Cuáles son los diferentes tipos de licencia de conducción y qué precio tienen los cursos?

Rodéate de personas que te transmitan confianza

Cuando estás aprendiendo a conducir lo mejor es estar rodeado de personas que te generen confianza para que puedas estar seguro en el proceso.

Busca ayuda de personas con las que estés cómodo y que no juzguen al equivocarse.

Evita las distracciones

En muchas ocasiones ir hablando con el formador y no estar atento a la carretera puede generar distracciones y a su vez causar miedo si se llega a equivocar.

Cuando empieces a conducir pon todos los sentidos. Si hay equivocaciones no sientas que eres mal conductor(a). Estás aprendiendo sigue adelante, todo va paso a paso.

Arma una rutina

En muchos casos cuando estamos aprendiendo a conducir, no tenemos una rutina o un horario establecido, recuerda que todo es práctica para convertirse en un hábito.

Arma tu rutina de práctica y sal todos los días, trata de conducir un tiempo estimado entre 20 minutos a 1 hora, siempre respetando lo estipulado, así vas obteniendo resultados y perdiendo el miedo a conducir.

Trata de buscar horarios en los que no haya mucho tráfico.

Puedes leer: Refrendar licencia, ¿qué es?, ¿cuál es el precio? y ¿cada cuánto tiempo hacerlo?

Avanza a medida que vayas progresando.

Cuando tengas definida la rutina de práctica, seguramente es porque has mejorado mucho en determinado tiempo, anímate a dar un paso más, pero que sea a la medida de tus capacidades, por ejemplo, aumentar las horas o conducir a un lugar más lejano al acostumbrado.

No seas autoexigente

Muchas personas alrededor pueden mencionar lo rápido que aprendieron a conducir. No te preocupes, todo a su tiempo y a su ritmo de aprendizaje. No desistas en el proceso si cometes errores, sigue adelante, sé responsable mientras aprendes.

Si hasta ahora estás empezando ¡Ánimo! Todos los cambios empiezan con el primer paso.

Esperamos que estos tips ayuden a cambiar tus miedos y estar más cómodos a la hora de conducir.

Recuerda que en la Escuela Vial de Conducción estamos para ayudar en el proceso de conducción, con formadores profesionales y capacitados.

Si deseas realizar un curso o reforzar con clases prácticas de conducción, escríbenos, estamos atentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *